peligros de intruso en tu wifi

Peligros de un hacker en tu Wifi

Hemos hablado de muchas maneras posibles para que cualquier hacker pueda acceder a nuestra red wi-fi, hemos también hablado de cómo echar a un intruso que esté dentro de nuestra red.

Pero una vez dentro , los peligros de un hacker en tu wifi pueden ser importantes, o bien ser pacífico y tan solo navegar un poco por internet , cosa que ni notaremos, también puede poner a descargar todo lo posible y hacer que nuestra red se sature y nos cueste mucho navegar.

Pero esto son cosas que carecen de importancia teniendo en cuenta lo que realmente pueden hacer:

Acceder a nuestros datos:

Cualquier carpeta compartida, impresora etc… es accesible para el intruso y podrá ver todos tus archivos privados e incluso borrarlos si quiere. También puede acceder a otros periféricos como impresoras wi-fi y dedicarse a imprimir documentos con el fin de gastar toda la tinta de la impresora

Mal uso de la red:

El intruso puede hacer un mal uso de nuestra red , aprovechando nuestra IP puede acceder a páginas con contenido ilegal como pederastia o entrar en internet profundo cargando tú con todas las consecuencias, ya que, se ha accedido desde tu casa.

  • Cambio de contraseña:

Por diversión el hacker puede acceder a nuestro router si no hemos cambiado las contraseñas y allí tiene infinidad de opciones para fastidiarnos como por ejemplo cambiar la contraseña del router y de la red wi-fi para que no podamos acceder ni a la red wifi ni al router para volver a poner las contraseñas o si nuestro router tiene opción puede prohibir el acceso al router a cualquier ordenador móvil o Tablet que quiera acceder excepto la suya.

la_deep_web

En España piratear wi-fi se ha convertido en delito según el artículo 255 del Código penal Este artículo califica los delitos de “defraudación de fluido eléctrico y análogas”, y comprende a los que roban agua, electricidad, wifi o cualquier otro suministro. Sin embargo, hay que cumplir una condición: que la cantidad defraudada supere los 400 euros. Así, en este caso la pena podría ser de hasta cuatro años de cárcel, mucho más efectiva que la de defraudación de fluidos, que tan sólo se castiga con una multa de tres a 12 meses. Esta ley aún no se aplica debidamente ya que son muchos los que cada día acceden a redes ajenas ya que de momento es difícil de detectar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *